autoreferencial (3) | entraron en mi cabeza (184) | libros (12) | me lo llevo puesto (7) | Renta básica (8) | series (3) | freakeando (54) | arduino (1) | bici (1) | esperanto (4) | eve online (3) | git (2) | GNU/linux (3) | markdown (7) | nexus7 (2) | python (2) | raspberry pi (3) | vim (1) | zatchtronics (3) | hago (581) | canciones (79) | cover (15) | el extremo inútil de la escoba (2) | guitarlele (10) | fotos (26) | novela (25) | criaturas del pantano (5) | el año que no follamos (12) | huim (4) | rehab (4) | poemas (300) | Anclajes (15) | B.A.R (7) | Canción de cuna para un borracho (38) | Cercos vacíos (37) | Cien puentes en la cabeza (7) | Conejo azul (6) | Contenido del juego (5) | De tiendas (3) | del pantano (3) | Epilogo (4) | Fuegos de artificio (5) | Imposible rescate (15) | Jugando a rojo (7) | Lo que sé de Marte (11) | Los cuentos (21) | Montaje del juego (5) | Orden de salida (1) | palitos (2) | Piernas abiertas (7) | Poemas medianos (12) | Privado de sueño (7) | Tanto para nada (17) | Todo a 100 (2) | Uno (4) | relatos (73) | anatemas (7) | vindicaciones (93) | perdiendo (1.362) |

calma chicha

Unos días muy majetes en Candeleda, cruzando el río, comiendo fenomenal, caminando (poco esta vez, mucha alergia, asma). También en un server pirata del Wow vanilla, picado por la salida de la classic a finales de agosto. Es verdad que es un juego antiguo, es verdad que hay que grindear una barbaridad, pero también lo es que se le ven muchísimo menos las costuras del negocio. Un cambio agradable.

La parte social del juego está muy trabajada, algo que no percibí en su momento porque me he pasado toda la vida siendo un vergonzoso de narices. Ahora, encima, en inglés. Dos tazas. Es muy divertido, la verdad, y el único encanto real del cuento.

Todo muy bien, todo muy tranquilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.