autoreferencial (3) | entraron en mi cabeza (184) | libros (12) | me lo llevo puesto (7) | Renta básica (8) | series (3) | freakeando (54) | arduino (1) | bici (1) | esperanto (4) | eve online (3) | git (2) | GNU/linux (3) | markdown (7) | nexus7 (2) | python (2) | raspberry pi (3) | vim (1) | zatchtronics (3) | hago (499) | canciones (79) | cover (15) | el extremo inútil de la escoba (2) | guitarlele (10) | fotos (23) | novela (25) | criaturas del pantano (5) | el año que no follamos (12) | huim (4) | rehab (4) | poemas (300) | Anclajes (15) | B.A.R (7) | Canción de cuna para un borracho (38) | Cercos vacíos (37) | Cien puentes en la cabeza (7) | Conejo azul (6) | Contenido del juego (5) | De tiendas (3) | del pantano (3) | Epilogo (4) | Fuegos de artificio (5) | Imposible rescate (15) | Jugando a rojo (7) | Lo que sé de Marte (11) | Los cuentos (21) | Montaje del juego (5) | Orden de salida (1) | palitos (2) | Piernas abiertas (7) | Poemas medianos (12) | Privado de sueño (7) | Tanto para nada (17) | Todo a 100 (2) | Uno (4) | relatos (72) | anatemas (7) | perdiendo (1.351) | vindicaciones (92) |

claro, que nunca he escrito una mierda

Nunca he necesitado una herramienta específica para escribir. Claro, que nunca he escrito una mierda.

Hace mucho tiempo compré scrivener, una cosa maja y compleja que no le recomiendo a nadie excepto al que quiera pasar mucho tiempo dentro. Notas, añadidos, etc, una forma de tener todo el archivo en el mismo lugar.

El que siempre me resultó más útil para todo es focus writer, que es una maravilla y flexible como un junco. Claro, que nunca he escrito una mierda, pero casi todo lo que he escrito está escrito ahí, durante años y años.

Y ahora veo Bibisco.

FocusWriter es un programa para tipos que saben dónde van. Que saben lo que están haciendo. Lo que se traen entre manos. Tipos aguerridos que abrazan lo desconocido.

Scrivener y Bibisco son más una guardería infantil en la que tiran de ti. «¿Qué le pasa a este personajitooooo?», «¿dónde estuvo el jueves esta señoritaaaaaaaaa?». Cuando no tienes ni idea, cuando estás perdido, cuando no sabes lo que estás haciendo. Yo qué voy a saber, nunca he escrito una mierda. Sin ironías.

Tengo por ahí el relato de un minmatar, dentro del universo de EVE Online, que no terminó en nada bueno porque no sé dónde voy, ni lo que estoy haciendo, ni lo que me traigo entre manos, ni abrazo lo desconocido. Terminó en vergüenza ajena cada vez que lo leo.

Voy a jugar con él y bibisco, a dejarme mimar, guiar, a que me lleven de la mano y me digan qué narices estoy haciendo. A ver qué sale. A ver si es algo bonito.

podemos.info

Al final uno termina hasta la polla. Ha visto tantas veces las mismas mierdas que a estas alturas piensa que siempre son cuatro listos chupando de los demás (y lo son) y que eso no va a cambiar nunca. Y la única opción real que la sociedad te ofrece si no quieres ser devorado por sanguijuelas es convertirte en una y ser tú el que desangra.

Y eso no es una opción.

Y hay partes del manifiesto de podemos.info que me saltan la lagrimita de emoción. En el fondo de mi ser pienso que ni es nada ni lo será nunca, y si tuviera alguna posibilidad de ser sería destruido en el momento, pero aún así me gusta ver estos primeros brotes de lo que lamentablemente nunca será un girasol:

Hay que derogar el artículo 135 de la Constitución española y una moratoria para llevar a cabo una auditoría ciudadana de la deuda qué determine qué partes de la misma no son legítimas; las deudas ilegítimas no se pagan. Es necesario una política alternativa que establezca un impuesto sobre las transacciones financieras y el control sobre el movimiento de capitales, así como la nacionalización de la banca privada.

La democracia no nos da miedo a las y los demócratas; estamos encantados y encantadas de que escoceses y catalanes puedan hablar y decir qué futuro desean. Por tanto, que apoya la celebración de la consulta convocada en Catalunya para el 9 de noviembre.

Una candidatura que rechace todas las privatizaciones de servicios públicos y bienes comunes: la educación, la sanidad, la justicia, el transporte, la información, la vivienda o la cultura, que defienda la reversión de las mismas y apueste por su gestión democrática.

Una candidatura que combata la violencia machista y defienda el derecho de las mujeres sobre su propio cuerpo y, por lo tanto, el derecho a decidir si quieren interrumpir o no su embarazo.

Una candidatura que apueste por un cambio de modelo productivo que esté al servicio de las personas a través de una reconversión ecológica de la economía, por la nacionalización y socialización de las empresas energéticas y por la soberanía alimentaria.

Una candidatura que defienda los derechos de ciudadanía para todos y todas y exija la derogación de las leyes de extranjería. Una candidatura para un país donde todas y todos seamos ciudadanos y nadie sea invisible, presa de la sobreexplotación, la persecución o la marginalidad por la xenofobia institucional.

Una candidatura que rechace las intervenciones militares, que defienda la salida de la OTAN y sea firme defensora de las relaciones solidarias entre los pueblos.

Manifiesto, podemos.info

google reader ha muerto (casi), viva the old reader

The old reader

No sé si la gente usa un lector de RSS a estas alturas de la vida, pero yo sí. No me gusta andar recorriendo 200 páginas para ver si se han actualizado o no y leerlas, prefiero meterme en una y verlo todo.

Google reader, el lector rss que llevo usando desde que nació, va a ser cancelado el uno de julio. Probé feedly, pero el que menos me marea con ventanitas y fotitos es the old reader, un poco hortera, pero con un about molón. Con un número importante de páginas seguidas que la presentación de la información sea simple y precisa es lo que necesito, no que mi lector rss parezca la gaceta dominical de un periódico. Me pongo yo solo, no me hace falta que me vistan de putita.

Si no sabes qué es un lector RSS deberías preguntarte cuántas páginas web recorres al día, o cuantas te interesaría visitar al día, y cuando mayor sea el número que obtengas más deberás empezar a utilizar uno. En serio. Ya. Tener toda la información que te interesa junta y organizada en categorías es importante, ahorras tiempo y ganas en coherencia.