subsidio, cash, pedir por favor, en ese orden

El extremo inútil de la escoba

Pedir por favor que te dejen pasar. Empezar por ahí, luego repetir. Y una vez, y otra más, y no poder parar, y seguir así hasta el final. No importa que tu quieras estar fuera de aquí, en otro lugar. Importa que tienes que estar justo aquí, ya. Para respirar, para poder respirar. Sólo para sumar uno más al olvido.

Pedir por favor te empieza a incordiar, y piensas que quizá es mejor gritar, y romper, reventar y no poder parar, y seguir así hasta el final. No importa que tu quieras estar fuera de aquí, en otro lugar. Importa que tienes que estar justo aquí, ya. Pero ya da igual, todo eso ya da igual. Tú no vas a sumar uno más al olvido.

Pero ya da igual, todo eso ya da igual. Tú no vas a sumar uno más al olvido.

Convencido (serial killer training)


|descarga|

No me cuentes jamás
que todo va bien,
ahora soy un animal
y aquí vengo a morir o matar.

Hace un tiempo quizá te podría creer,
pero remar por remar no te deja ver.

Me gustaría asentir,
decirte que sí,
que el mundo es bonito
y que está lleno de ositos.

Y qué bien.

Y el miedo en tus ojos, la frialdad de los míos,
el temblor de tus manos.
Prepárate bien,
puedes llorar, está permitido.

Y con restos de sangre y piel en mi cara pienso
que no está todo perdido,
que todo empieza ahora y todo acaba ahora,
todo está en su sitio.
Admiro el sacrificio, el valor del olvido,
mala suerte, amigo.
Si hay un sitio en el infierno en el que cuenten conmigo
iré convencido.

Qué decir cuando nada

|descarga|

Me acuerdo de ti, herida de fuego en un volcán.
Me acuerdo de ti cuando nada quedaba por decir.
Qué decir cuando nada.

Me acuerdo de ti desnuda mirándome escribir.
Me acuerdo de ti cuando nada quedaba que decir.
Qué decir cuando nada.

Las horas violentas escriben versos en folios roídos,
de mañanas marchitas que nunca han sido.
Que nunca han sido.

Y de aquí para allá me extingo.
Y de aquí para allá no significo.
Y de aquí para allá me extingo.
Y de aquí para allá no significo.

Porque después de tanto ruido el olvido.