autoreferencial (2) | entraron en mi cabeza (178) | libros (9) | me lo llevo puesto (7) | Renta básica (8) | series (2) | freakeando (41) | arduino (1) | bici (1) | esperanto (4) | eve online (3) | GNU/linux (1) | markdown (6) | nexus7 (2) | python (1) | raspberry pi (3) | zatchtronics (3) | hago (537) | canciones (65) | cover (2) | el extremo inútil de la escoba (2) | fotos (11) | novela (25) | criaturas del pantano (5) | el año que no follamos (12) | huim (4) | rehab (4) | poemas (297) | Anclajes (15) | B.A.R (7) | Canción de cuna para un borracho (38) | Cercos vacíos (37) | Cien puentes en la cabeza (7) | Conejo azul (6) | Contenido del juego (5) | De tiendas (3) | del pantano (3) | Epilogo (4) | Fuegos de artificio (5) | Imposible rescate (15) | Jugando a rojo (7) | Lo que sé de Marte (11) | Los cuentos (21) | Montaje del juego (5) | Orden de salida (1) | Piernas abiertas (7) | Poemas medianos (12) | Privado de sueño (7) | Tanto para nada (17) | Todo a 100 (2) | Uno (4) | relatos (67) | anatemas (7) | vindicaciones (87) | perdiendo (1.310) |

un plafón para la cocina

Todo empezó con un plafón para la cocina. Hacía años que utilizaba una bombilla colgando de un cable de la correa de la persiana.

Pero se fundió.

El “Vitalogy” es de 1994.

Cuando puse el plafón led todo se veía jodido, chungo, límite. Mierda. Limpié. Todo se veía realmente jodido hasta que lo hice. Después vacié la cocina, me la llevé literalmente al salón. Después me llevé el salón al dormitorio. El baño a la cocina. Moví todo.

El plafón, pasando por vaciarlo todo y tirar, terminó en los discos duros. Allí hay cosas difíciles de mirar. Es sencillo decirlo.

Pero mientras tanto hay cosas. Es el tema. Cuando empiezas a echar un vistazo es difícil dejar de mirar.

El sol espuma tu pelo, rebota despacio en el cristal y vuelve a salir. De eso iba esto.

Esto estaba perdido por ahí, en un disco duro que sólo arrancó después de un par de golpes.

subsidio, cash, pedir por favor, en ese orden

El extremo inútil de la escoba

Pedir por favor que te dejen pasar. Empezar por ahí, luego repetir. Y una vez, y otra más, y no poder parar, y seguir así hasta el final. No importa que tu quieras estar fuera de aquí, en otro lugar. Importa que tienes que estar justo aquí, ya. Para respirar, para poder respirar. Sólo para sumar uno más al olvido.

Pedir por favor te empieza a incordiar, y piensas que quizá es mejor gritar, y romper, reventar y no poder parar, y seguir así hasta el final. No importa que tu quieras estar fuera de aquí, en otro lugar. Importa que tienes que estar justo aquí, ya. Pero ya da igual, todo eso ya da igual. Tú no vas a sumar uno más al olvido.

Pero ya da igual, todo eso ya da igual. Tú no vas a sumar uno más al olvido.

Convencido (serial killer training)


|descarga|

No me cuentes jamás
que todo va bien,
ahora soy un animal
y aquí vengo a morir o matar.

Hace un tiempo quizá te podría creer,
pero remar por remar no te deja ver.

Me gustaría asentir,
decirte que sí,
que el mundo es bonito
y que está lleno de ositos.

Y qué bien.

Y el miedo en tus ojos, la frialdad de los míos,
el temblor de tus manos.
Prepárate bien,
puedes llorar, está permitido.

Y con restos de sangre y piel en mi cara pienso
que no está todo perdido,
que todo empieza ahora y todo acaba ahora,
todo está en su sitio.
Admiro el sacrificio, el valor del olvido,
mala suerte, amigo.
Si hay un sitio en el infierno en el que cuenten conmigo
iré convencido.