# perdiendo.org/museodemetralla

entraron en mi cabeza (197) | libros (18) | me lo llevo puesto (7) | pelis (2) | Renta básica (9) | series (4) | escasez (2) | freakeando (90) | arduino (1) | autoreferencial (10) | bici (1) | esperanto (4) | eve online (3) | git (2) | GNU/linux (3) | markdown (7) | nexus7 (2) | python (7) | raspberry pi (3) | vim (1) | wordpress (1) | zatchtronics (3) | hago (705) | canciones (114) | cover (30) | el extremo inútil de la escoba (2) | guitarlele (11) | ruiditos (10) | fotos (37) | nanowrimo (3) | novela (26) | criaturas del pantano (5) | el año que no follamos (12) | huim (5) | rehab (4) | poemas (345) | Anclajes (15) | andando (3) | B.A.R (7) | Canción de cuna para un borracho (38) | Cercos vacíos (37) | Cien puentes en la cabeza (7) | Conejo azul (6) | Contenido del juego (5) | De tiendas (3) | del pantano (3) | Destrozos (2) | Epilogo (4) | Fuegos de artificio (5) | Imposible rescate (15) | Jugando a rojo (7) | Lo que sé de Marte (11) | Los cuentos (21) | Montaje del juego (5) | Orden de salida (4) | palitos (29) | Piernas abiertas (7) | Poemas medianos (12) | Privado de sueño (7) | rasguemas (5) | Tanto para nada (17) | Todo a 100 (2) | Uno (4) | relatos (95) | anatemas (9) | orbital (2) | prompts (7) | vindicaciones (103) | perdiendo (1.606) | atranques (1) |

ausencia

La última entrada en libros es de marzo. Lo que leo últimamente no me dice nada. No me divierte ni me entretiene especialmente, no me enseña cosas, no me evade, no me hace sentir. A la lectura se puede llegar por muchos motivos, pero al menos siempre tiene que haber uno.

Si no lo hay la magia desaparece con él.

Desde luego no creo que sea por el topicazo de haber leído demasiado (¿en comparación con qué?), sino de no dar con las lecturas adecuadas. Aún así, de vez en cuando topo con una que me mantiene atento hasta que la termino. Entonces los caminos resurgen en la fronda, los bosques se pueblan de seres cautelosos y los límites de las cosas, donde se tocan unas con otras, brillan como si provinieran de la locura.

por lo tanto

Vivir también es rejugar juegos. Las experiencias son las que ponen una medida en el paso del tiempo, tocones que señalan los días que se fueron y los organizan en el recuerdo salvándolos, de momento, del sumidero del olvido. Y la victoria está sobrevalorada, no voy a retractarme ahora de eso, pero no está mal entre tanto.