autoreferencial (2) | entraron en mi cabeza (178) | libros (9) | me lo llevo puesto (7) | Renta básica (8) | series (2) | freakeando (44) | arduino (1) | bici (1) | esperanto (4) | eve online (3) | GNU/linux (2) | markdown (7) | nexus7 (2) | python (2) | raspberry pi (3) | zatchtronics (3) | hago (548) | canciones (67) | cover (4) | el extremo inútil de la escoba (2) | guitarlele (2) | fotos (16) | novela (25) | criaturas del pantano (5) | el año que no follamos (12) | huim (4) | rehab (4) | poemas (298) | Anclajes (15) | B.A.R (7) | Canción de cuna para un borracho (38) | Cercos vacíos (37) | Cien puentes en la cabeza (7) | Conejo azul (6) | Contenido del juego (5) | De tiendas (3) | del pantano (3) | Epilogo (4) | Fuegos de artificio (5) | Imposible rescate (15) | Jugando a rojo (7) | Lo que sé de Marte (11) | Los cuentos (21) | Montaje del juego (5) | Orden de salida (1) | Piernas abiertas (7) | Poemas medianos (12) | Privado de sueño (7) | Tanto para nada (17) | Todo a 100 (2) | Uno (4) | relatos (70) | anatemas (7) | vindicaciones (87) | perdiendo (1.317) |

nolesvotes.com

Donde dije Diego te pego una ostia y te rompo los dientes, y con esa filosofía CIU, PP y PSOE aprueban la sindarada en el congreso dentro de la Ley de Economía Sostenible, que es algo así como la ropa vieja, un plato cocinado con las sobras del cocido, un poco de aquí, un poco de allí… que lo mismo vale pa una cosa que pa tó.

La gente, cabreada con estos tres partidos políticos, empieza a organizarse como dios manda a través de Internet, que es lo que nos sale más barato a los pobres porque no requiere sellos postales. Los objetivos son claros y razonables: penalizar a estos tres partidos que han eliminado derechos y garantías simplemente por hacerle una carantoña a grandes empresas con intereses económicos creados. No voy a entrar a discutir de nuevo la ley, que eso ya lo hice.

Sólo digo que estoy de acuerdo. Lo de los partidos politicos empieza a ser como los servicios de atención al cliente de las empresas de telefonía: como todos son una mierda al final la mala atención no es un criterio a la hora de escoger entre uno y otro. Y de algún modo tienen que saber que, como tan salvajemente aprendió Spiderman, todo gran poder conlleva una gran responsabilidad y no es fácil de eludir.

Y que son tontos del culo. Pero eso, además de ser un insulto gratuito, que no viene al caso y todo lo que queráis, creo que no les va a quedar claro.

Aquí tenéis un archivo con las listas de correo por región que se están organizando, y aquí otro con los recursos de nolesvotes.com

Entiendo que todos estamos cansados de hacer cosas que al final puede que no sirvan para nada… pero , ¿por qué no una más? Enga, sólo un sorbito… esta por papá… sólo esta y hacemos un trato… animaros. Si te quedas parado después te entrará la angustia de haber dejado pasar el tiempo en balde, y se te quedará un desagradable olorcillo a humedad en la ropa que no hay suavizante que quite. No es cobardía ni pereza, es sólo humedad.

__________________

Actualización: lo explican muy sensatamente elincordio, también Javier de la Cueva, más de gallir y, claro, #nolesvotes en twitter.

la cultura es un derecho que restringe la propiedad intelectual

“Si algo hay que reprocharle es su tibieza. Tendía a ser muy moderada. Para mí es más efectiva la ley francesa, que primero advierte a los usuarios y luego actúa contra ellos, como se hace con los delincuentes, es decir, no solo contra las páginas, porque los usuarios deben saber que lo que hacen es un delito. Los argumentos de los defensores de las descargas no son una defensa de la libertad sino todo lo contrario: un auténtico asalto a la libertad de creación”.
Fernando Sabater, artículo sobre la caída de la “Ley Sinde” en ElPais

“Los poderes públicos promoverán y tutelarán el acceso a la cultura, a la que todos tienen derecho.”
Constitución Española, Artículo 44.1

“No necesita autorización del autor la reproducción, en cualquier soporte, de obras ya divulgadas cuando se lleve a cabo por una persona física para su uso privado a partir de obras a las que haya accedido legalmente y la copia obtenida no sea objeto de una utilización colectiva ni lucrativa, sin perjuicio de la compensación equitativa prevista en el artículo 25, que deberá tener en cuenta si se aplican a tales obras las medidas a las que se refiere el artículo 161. Quedan excluidas de lo dispuesto en este apartado las bases de datos electrónicas y, en aplicación del artículo 99.a), los programas de ordenador.”
LPI, Artículo 31.2

“El propietario ya no es –como confundía la doctrina liberal- el titular de un derecho sobre el bien, sino, más precisamente, el titular de algunos poderes, que tienen como objeto el bien. Porque, en efecto, no cabe ya identificar el derecho de propiedad con la sujeción o sumisión de una porción del mundo físico a la indiscriminada voluntad de su titular.

“En otros términos, el propietario no es el exclusivo titular del bien, aunque resulte evidente que goza de ciertos poderes sobre el mismo. Es, por otro lado, la satisfacción de la finalidad social del derecho la que legitima el otorgamiento, conservación y tutela de la propiedad. Al no ser el exclusivo titular, porque tan sólo goza de algunos poderes que tienen por objeto el bien y al ser delimitados éstos –por la misma sociedad: el legislador- para alcanzar un fin social, conectamos de nuevo con que es la colectividad la que ostenta, por así denominarlo, un derecho primario sobre los bienes”.
Javier Barnés. “La propiedad Constitucional. El estatuto jurídico del suelo agrario”. Citado en David Bravo, Copia este libro

Que Savater es una persona que hace tiempo perdió el norte a mí me parece más que evidente, pero aún así a veces uno debería prestar más atención a lo que dice. No sé si es el deseo de este señor que se encarcele al 90 por ciento de la población, pero aunque así fuera lo que debería preguntarse es:

1. ¿Es legal esto que propongo para combatir algo que yo estoy tildando de ilegal?
2. ¿Realmente es ilegal lo que estoy llamando ilegal?

Pero para eso habría que renunciar a hacer publicidad y difamar que algo queda antes de informarse correctamente. Tengo más que serias dudas sobre que Fernando Savater no se procure debida información, así que la conclusión a la que llego es que lo que le interesa es combar el espacio-tiempo a su antojo para amoldarlo a las conclusiones que él solito ha sacado para proteger sus intereses.

la cultura es un derecho por algo

Lo que se plantea aquí es un asunto muy peliagudo, con muchos tendones, nervios y venas, por lo que hay que operar con cuidado.

La cultura es un derecho. Me parece que nivelarla según el poder adquisitivo del que quiere disfrutarla es un modo de favorecer una educación selectiva y, a medio plazo, una herramienta para mantener las diferencias sociales. Me niego a que el que más dinero tenga pueda proveer a sus hijos de más y mejor cultura y que el que menos tenga esté condenado a repetir en sus hijos su propia situación debido a una educación y riqueza cultural deficiente.

Para luchar contra esa injusticia, y pese a Savater, se incluyó en la Constitución el derecho a la cultura y en la LPI el derecho a la copia privada sobre la cual el autor no tiene capacidad de decisión alguna. Yo tengo derecho a hacerme una copia para uso privado de cualquier obra que haya sido difundida. No tengo derecho a lucrarme con ella, pero sí a informarme con ella. De ese modo todo el mundo tiene un mismo acceso a la cultura, independientemente de que quiera utilizarlo o no o se utilice para ver el último bodrio que ha llegado al cine. Posteriormente se aplicó el canon para devolver al autor las supuestas pérdidas de ingresos que este derecho de todo ciudadano en teoría le resta. Y digo en teoría porque si no tienes pasta para comprar el original no la tienes con derecho a copia privada ni sin ella.

Es un modo de intentar igualar la situación del acceso a la cultura, que en la Constitución es un derecho.

Claro que eso a gente con pasta como Savater no le preocupa lo más mínimo, sus hijos si los tiene tendrán un acceso excelente a la cultura de pago que perpetua las diferencias sociales estableciendo un modo invisible pero eficaz de castas.

los límites de la propiedad intelectual

De ahí viene todo este lío.

Acceso a la cultura > Copia privada > Canon > Entidades de gestión > Los artistas comen.

Una vez que la obra ha sido difundida el autor conserva la propiedad, pero la propiedad no le da todos los derechos sobre la obra, porque sobre su propiedad se eleva mi derecho a la copia privada de cualquier obra difundida. A él puede parecerle muy mal, pero no puede hacer nada contra ello. En ese sentido, el autor no tiene ningún derecho sobre la copia privada de su obra que yo tengo.

Debemos gestionar los derechos de autor, sobre eso no hay ninguna duda, pero teniendo mucho cuidado con estos tendones y venas: el acceso universal a la cultura para una máxima igualdad posible en las condiciones de partida. Defender a los creadores no puede significar la creación de una élite en función de su poder adquisitivo.

no todo vale

La ley Sinde no se ha ido al carajo porque a nadie le importen una mierda los artistas, sino porque ha intentado resolver una situación injusta creando otra: una en la cual un comité podía cerrar una web, infringiendo la tutela judicial. Creo que si la ley hubiera sido aprobada hubiera sido rechazada después por inconstitucional. En mi opinión lo es.

Todos los artistas de los que he leído comentarios sobre la caída, como Alejandro Sanz, lloran porque nadie defiende a los artistas y porque no se ha aprobado esta ley, pero ninguno entra en honduras sobre la ley en sí, sobre sus métodos, sobre si es una buena herramienta para solucionar el problema o no. Sólo se quejan de que no haya sido aprobada. Otros dicen que no era perfecta pero al menos era algo, como si semejante tontería se pudiera decir sin sentir vergüenza inmediata: no nos sirve cualquier cosa, nos sirve algo que resuelva el problema sin vulnerar ningún derecho. O Alex de la Iglesia, diciendo que independientemente de la redacción lo importante es la intención, lo que sucede es que en el mundo real es la redacción la que te lleva a juicio, y no la intención.

Entre lágrimas algunos creadores nos dicen que se van a morir de hambre y que la cultura en este país va a desaparecer, y estoy de acuerdo en que es algo que hay que solucionar a la mayor brevedad posible. Pero no de cualquier modo.

Defender a los autores es una causa indiscutible, cercenar derechos para ello es indefendible.

no me guarrees la charca

Que la cultura es un factor determinante en la educación no es discutible (todo lo es, por supuesto, pero la discusión no sería muy larga), que la cultura es un bien que genera pensamiento crítico y personas informadas es menos discutible aún, por eso se debe proteger el acceso universal a la misma.

Los creadores comen, eso está claro, y hay que buscar formas de que obtengan ingresos sin vulnerar el derecho a la cultura y el de la copia privada, que son los garantes de la universalidad de la información, vinculada al derecho a la educación.

Una ley que intente cerrar webs de descargas al mismo tiempo que deja abierta la puerta a que el gobierno de turno cierre páginas molestas sin la debida tutela judicial no es una ley que se pueda aprobar, por mucho que defienda los intereses de los artistas. Habrá que buscar un modo de defender estos derechos sin vulnerar otros.

En este equilibrio estamos. La copia privada es un mecanismo de seguridad eficaz, efectivo y necesario para revertir situaciones injustas de desigualdad de oportunidades en función del poder adquisitivo, pero los artistas comen. Las entidades de gestión de derechos de autor quizá no estén repartiendo justamente sus ingresos. Así está la charca.

Cualquier solución deberá respetar los derechos existentes, o intentará vencer una injusticia con otra, lo cual no sirve sino para empezar una nueva guerra el mismo día que terminó la anterior.

Lo realmente cierto es lo que comenta Kiko Veneno, estamos dejando un campo minado, y en un campo minado se conversa fatal. El odio es mal conductor del entendimiento.

La Disposición Final Segunda de la LES nos está negando el futuro

Hemos hecho llegar este mensaje a todos los diputados y diputadas:

Este martes 21 de septiembre de 2010, se acaba el plazo para que los grupos parlamentarios puedan aportar sus enmiendas a Ley de Economía Sostenible y, con ella, la Disposición Final Segunda (anteriormente Disposición Final Primera) o ‘Ley Sinde’ que ataca los derechos fundamentales en Internet en favor de lobbies industriales que no quieren reconvertirse. La misma disposición cuya retirada cientos de miles de ciudadanos y ciudadanas han pedido de todas las formas.

Recordamos además que esta disposición se ha introducido de espaldas al propio parlamento: ha sido creada mientras una subcomisión parlamentaria estaba trabajando sobre la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual. La Disposición Final Segunda ha sido introducida en la Ley de Economía Sostenible sin escuchar las conclusiones de dicha subcomisión que propone una reforma en profundidad de la Ley de Propiedad Intelectual para encarar con seriedad y beneficio general los problemas generado por las innovaciones de la era digital. La Disposición Final Segunda tiene que caer también porque representa un desprecio a la labor de los diputados que son los reprentantes de los ciudadanos y ciudadanas de este país.

Queremos también recordar a los diputados que la ciudadanía pide que se desactive una ley que no ampara los derechos mínimos:

1 – No se puede concebir una ley que afecta a intereses particulares y no generales donde el juez no pueda entrar en el fondo del asunto, ofreciendo todas las garantías legales a los ciudadanos y emprendedores que están operando en Internet. Cerrar el acceso a un sitio web puede devastar la economía de un pequeño y mediano emprendedor. Los ciudadanos no debemos asumir la reconversión de las ‘majors’.

2 – No se deben mezclar asuntos del orden de la competencia desleal, como puede ser lucrarse del trabajo de otro sin que esto repercuta sobre este último, con la libertad de enlazar, citar y compartir, que son la esencia misma de Internet, una herramienta crucial para el futuro.

3 – Es inadmisible que se legisle en favor de un sector económico atrasado en su reconversión a expensas de los emprendedores que están ya implementando las oportunidad de la era digital. El Ministerio de Cultura no está a la altura del alcance del problema. Ha invertido un tercio de sus recursos en industrias culturales y ahora necesita una comisión nada imparcial para rentabilizar estos recursos, distorsionando el desarrollo normal de la economía cultural. Antes el ladrillo, ahora la copia. No reproduzcamos una burbuja de los contenidos de entretenimiento.

El respeto y la comprensión de las opciones que ofrece Internet son la salida de la crisis. La disposición final segunda de la LES nos está negando el futuro.

Comunicado de RedSOStenible. Si estás de acuerdo, copia y pega en tu blog o web.