# perdiendo.org/museodemetralla

entraron en mi cabeza (195) | libros (18) | me lo llevo puesto (7) | pelis (1) | Renta básica (8) | series (4) | escasez (2) | freakeando (88) | arduino (1) | autoreferencial (10) | bici (1) | esperanto (4) | eve online (3) | git (2) | GNU/linux (3) | markdown (7) | nexus7 (2) | python (7) | raspberry pi (3) | vim (1) | wordpress (1) | zatchtronics (3) | hago (685) | canciones (109) | cover (29) | el extremo inútil de la escoba (2) | guitarlele (11) | ruiditos (6) | fotos (37) | nanowrimo (3) | novela (26) | criaturas del pantano (5) | el año que no follamos (12) | huim (5) | rehab (4) | poemas (338) | Anclajes (15) | andando (3) | B.A.R (7) | Canción de cuna para un borracho (38) | Cercos vacíos (37) | Cien puentes en la cabeza (7) | Conejo azul (6) | Contenido del juego (5) | De tiendas (3) | del pantano (3) | Destrozos (1) | Epilogo (4) | Fuegos de artificio (5) | Imposible rescate (15) | Jugando a rojo (7) | Lo que sé de Marte (11) | Los cuentos (21) | Montaje del juego (5) | Orden de salida (4) | palitos (27) | Piernas abiertas (7) | Poemas medianos (12) | Privado de sueño (7) | Tanto para nada (17) | Todo a 100 (2) | Uno (4) | relatos (87) | anatemas (8) | orbital (2) | vindicaciones (103) | perdiendo (1.553) | atranques (1) |

transdimensional

Llevo dos días durmiendo mal, raro. El lunes fatal por los dientes, me alegré tanto de que no hubiera ningún problema con ellos que me fue imposible dormir. Estaba contento, excitado, haciendo planes (luego decidí dejar de hacerlos, ya lo conté ayer). Ayer nada más llegar a casa del curro me tumbé un momento para cerrar los ojos… y me desperté a las once de la noche. Después no pude dormir más. Me he metido en la ducha esta mañana después de mi primera noche involuntariamente en blanco.

Y ahora… veo todo raro. Todo tiene sentidos distintos. Es como si hubiese entrado en un universo paralelo en el que no entiendo mucho qué está pasando ni que pinta mi homónimo ahí dentro. ¿Cómo convencerte de cómo funciona lo que te rodea cuando algo te da la separación suficiente?

No sé hacer eso.

Intenté ver My octopus teacher, pero es obsceno. Un tipo forrao tiene algo así como una crisis de la que decide salir eludiendo sus responsabilidades, haciendo lo que le brota y cargándose un pulpo (interviene la naturaleza relacionándose con él, pero luego decide mantenerse neutral cuando está en peligro por dignidad o respeto o no sé qué mierda que dice, OK), y aprovecha 3 toneladas de sentimentalismo forzado para repetir "pobrecito yo" y enseñarnos su cara y su pechera mientras nada. Material perfecto para la hora chanante. No lo acabé.

Intente ver Succession, que es una serie que debe ser guenísima y va sobre gente muy rica y una herencia de un padre de Schrödinger que está muerto y no lo está al mismo tiempo. Me aburrí del mismo pobrecito yo + justificaciones sesudísimas. Esos temas no me interesan, no consigo empatizar con gente que tiene tanto dinero que puede poner a cualquier hijo de vecino a hacer lo que les apetezca cuando les apetezca. Pues no, amijo, si lo pasas mal en tu riqueza, te jodes. No me das pena. Una idea: reparte tu dinero, ya verás que bien te hace sentir y qué bien haces sentir a los demás. Necesito trabajar los seis primeros meses del año sólo para pagar al completo el alquiler, la luz y el gas. Supongo que eso deja claro que el tipo de problemas que cuenta la serie me afecta entre nada y una mierda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.