autoreferencial (3) | entraron en mi cabeza (186) | libros (13) | me lo llevo puesto (7) | Renta básica (8) | series (3) | freakeando (54) | arduino (1) | bici (1) | esperanto (4) | eve online (3) | git (2) | GNU/linux (3) | markdown (7) | nexus7 (2) | python (2) | raspberry pi (3) | vim (1) | zatchtronics (3) | hago (592) | canciones (79) | cover (15) | el extremo inútil de la escoba (2) | guitarlele (10) | fotos (27) | nanowrimo (3) | novela (25) | criaturas del pantano (5) | el año que no follamos (12) | huim (4) | rehab (4) | poemas (306) | Anclajes (15) | B.A.R (7) | Canción de cuna para un borracho (38) | Cercos vacíos (37) | Cien puentes en la cabeza (7) | Conejo azul (6) | Contenido del juego (5) | De tiendas (3) | del pantano (3) | Epilogo (4) | Fuegos de artificio (5) | Imposible rescate (15) | Jugando a rojo (7) | Lo que sé de Marte (11) | Los cuentos (21) | Montaje del juego (5) | Orden de salida (1) | palitos (2) | Piernas abiertas (7) | Poemas medianos (12) | Privado de sueño (7) | Tanto para nada (17) | Todo a 100 (2) | Uno (4) | relatos (74) | anatemas (7) | vindicaciones (93) | perdiendo (1.375) |

básico, sencillo, bien diseñado

Shipwreck, Ivan Aivazovsky, 1854

Hay tareas que se tienen que hacer, y todo lo demás son payasadas. Dijo alguien. Alguien dijo. Nah, nadie dice nada. Me compré un coche pequeño, barato y que incluye todo el equipamiento, airbags, aire acondicionado, elevalunas… no sé, todas esas cosas. Puedo darle a un botón para que mantenga la velocidad y puedo darle a otro para que me desempañe la luneta delantera o trasera en tiempo record, se apaga en los semáforos y se enciende cuando piso el embrague. Los asientos traseros se pueden plegar para hacer un coche de dos plazas con un gran maletero. Me pareció perfecto, aún traumatizado por la muerte del golfo.

Es curioso que las reacciones entre el público hayan sido un poco rarunas. Entiendo que el coche es un extraño (para mí) pero real elemento de estatus, y no debería serlo. Un coche es una herramienta, en función de la necesidad se elige uno u otro, no va más allá (o no debería). Un coche es una decisión lógica, porque pierdes dinero desde que lo compras: por precisamente ese motivo deberíamos dedicarle exactamente el dinero que se ajuste a nuestras necesidades. No creo que tenga sentido pensar en un coche para viajes largos si hago uno al año (o ni eso), o un coche con mucho espacio de carga cuando nunca llevo nada ahí. Cuando necesite puntualmente otra cosa, la alquilaré o la pediré prestada y listo.

El estatus es una de esas cosas que nos influye a la hora de tomar decisiones estúpidas y que aumenta injustificadamente el poder y la fuerza de las marcas, no es una cosa tan simple como ser prágmático o no: no serlo pone poder en las manos que no debe en función de las estrategias de márketing.

No seamos tontetes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.