# perdiendo.org/museodemetralla

entraron en mi cabeza (201) | libros (20) | me lo llevo puesto (7) | pelis (2) | Renta básica (9) | series (6) | escasez (2) | frikeando (94) | arduino (1) | autoreferencial (11) | bici (1) | esperanto (4) | eve online (3) | git (2) | GNU/linux (4) | markdown (7) | nexus7 (2) | python (7) | raspberry pi (3) | vim (1) | wordpress (1) | zatchtronics (3) | hago (751) | canciones (153) | borradores (7) | cover (42) | el extremo inútil de la escoba (2) | elec (1) | GRACO (2) | guitarlele (11) | ruiditos (11) | Solenoide (1) | fotos (37) | nanowrimo (3) | novela (26) | criaturas del pantano (5) | el año que no follamos (12) | huim (5) | rehab (4) | poemas (352) | Anclajes (15) | andando (3) | B.A.R (7) | Canción de cuna para un borracho (38) | Cercos vacíos (37) | Cien puentes en la cabeza (7) | Conejo azul (6) | Contenido del juego (5) | De tiendas (3) | del pantano (3) | Destrozos (2) | Epilogo (4) | Fuegos de artificio (5) | Imposible rescate (15) | Jugando a rojo (7) | Libro del desencuentro (2) | Lo que sé de Marte (11) | Los cuentos (21) | Montaje del juego (5) | Orden de salida (4) | palitos (31) | Piernas abiertas (7) | Poemas medianos (12) | Privado de sueño (7) | rasguemas (5) | Tanto para nada (17) | Todo a 100 (2) | Uno (4) | relatos (96) | anatemas (9) | orbital (2) | prompts (8) | vindicaciones (103) | perdiendo (1.684) | atranques (1) |

dile

nos vamos a morir
en algún momento
y antes seremos irrelevantes
si no lo somos ya

y está bien

hay que hacer por entenderlo

no vamos a cambiar el mundo
no vamos a ser la revolución
nadie dirá de nosotros que fuimos unos genios
y, si te lo preguntas bien,
si miras a fondo más allá del impulso vital

¿para qué querrías eso?

desde la perspectiva del muerto,
¿qué importa que hablen de ti o dejen de hacerlo?
es el vivo el que grita, el que llora,
el que se siente vacío

pero ese ya no estará cerca
cuando termine pasando lo que teme,
así que ignoralé,
no sabe de lo que habla —literalmente.

grabando

Estoy preparando una gran grabación en el local. Quizá incluso pida vacaciones una semana para estar allí metido. Desde que acabó «algo supuestamente divertido que no volveré a hacer jamás» (en youtube acabó ayer, pero en realidad lleva grabado quizá un mes) han salido 18 canciones y he regrabado 4 clásicos, así que tengo que grabar 22 voces. El midi, el bajo, las guitarras y la batería están ya grabadas. Me falta una letra y media (no termina de convencerme una de las que hay), revisarlo todo, grabar las voces y montar. A una media de 4 tomas por canción me da 88 tomas, al menos en el caso de que la canción no llevé coros. La idea es grabar por la mañana y montar por la tarde. En esas canciones hay un digco nuevo que se llamará «el boquete en el cielo del paladar» y las que concluirán tanto «increíblemente lento» como «azul bicicleta verano», cerrando una etapa a finales de diciembre más o menos. No estoy cansado de componer, todo lo contrario, no sé muy bien cómo parar y quiero hacerlo, porque ahora mismo le dedico casi todo el tiempo y, aunque lo disfruto muchísimo, necesito seguir estudiando guitarra, solfeo, los programas y cacharros que uso y quiero meterme con la armónica. Ampliar la paleta, amos.

claves

Estoy muy centrado en aprender música últimamente, y si no tanto en aprenderla al menos en tener a mi alrededor información, opiniones y explicaciones sobre lo que puede ser la música y qué es lo que sucede en ella, y eso está teniendo una consecuencia curiosa. Cuantos más hilos sueltos aparecen desde los que intentar desenredar la madeja más ganchos aparecen de la nada y me atrapan. De repente tengo ganas de escuchar algo en concreto y me sorprendo, eso hacía años que no me pasaba.