# perdiendo.org/museodemetralla

entraron en mi cabeza (196) | libros (18) | me lo llevo puesto (7) | pelis (2) | Renta básica (8) | series (4) | escasez (2) | freakeando (90) | arduino (1) | autoreferencial (10) | bici (1) | esperanto (4) | eve online (3) | git (2) | GNU/linux (3) | markdown (7) | nexus7 (2) | python (7) | raspberry pi (3) | vim (1) | wordpress (1) | zatchtronics (3) | hago (690) | canciones (113) | cover (29) | el extremo inútil de la escoba (2) | guitarlele (11) | ruiditos (10) | fotos (37) | nanowrimo (3) | novela (26) | criaturas del pantano (5) | el año que no follamos (12) | huim (5) | rehab (4) | poemas (339) | Anclajes (15) | andando (3) | B.A.R (7) | Canción de cuna para un borracho (38) | Cercos vacíos (37) | Cien puentes en la cabeza (7) | Conejo azul (6) | Contenido del juego (5) | De tiendas (3) | del pantano (3) | Destrozos (1) | Epilogo (4) | Fuegos de artificio (5) | Imposible rescate (15) | Jugando a rojo (7) | Lo que sé de Marte (11) | Los cuentos (21) | Montaje del juego (5) | Orden de salida (4) | palitos (28) | Piernas abiertas (7) | Poemas medianos (12) | Privado de sueño (7) | Tanto para nada (17) | Todo a 100 (2) | Uno (4) | relatos (87) | anatemas (8) | orbital (2) | vindicaciones (103) | perdiendo (1.581) | atranques (1) |

Focuswriter y dropbox, escribe donde te brote

Bueno, escribir se puede hacer en cualquier editor de texto, y más cuando estás en una de esas partes de la novela que tiene tanta fuerza que nada en el mundo puede hacerte despegar la nariz de la pantalla. Pero no siempre estás en una de esas, y en ese caso te puede distraer hasta el banner de publicidad más anodino. Hace tiempo me plantee buscar una herramienta para escribir que me pusiera las cosas más fáciles que andarme peleando con el word de turno. Empecé con scrivener para mac, una aplicación completísima en la que incluso puedes incluir documentos de referencia y fotografías en una zona aparte para documentarte dentro del mismo documento. Pero por aquel entonces era para mac unicamente, y aunque me gusta mucho escribir en mi blanquito no siempre puedo hacerlo en él. Después salté a writemonkey, que me encantó pero era sólo para windows, así que estaba más o menos en las mismas. Y creo que buscando opiniones de gente que hubiera participado en el nanowrimo me topé con focuswriter.

Focuswriter

Nunca me ha gustado tener demasiadas opciones a la hora de escribir, más que escribir simplemente. Algo que me ocultara la interfaz del SO en el que esté también sería de agradecer, y por supuesto algo multiplataforma sería ideal. Cuando abrí la página de focuswriter no me lo podía creer, porque parecía que de repente lo tenía todo de golpe. Y así era. Hace tiempo que escribo incluso las entradas de la bitácora con él, es cómodo y rápido.

Puedes modificar el tema de visualización para hacer casi lo que quieras: ponerte una imagen de fondo, cambiar tamaños y tipos de fuente… en mi caso, como lo que más me interesa es no joderme la vista, fondo negro y letras en blanco.

focusjpg
Esto es todo lo que se ve en toda la pantalla, fuera el SO, no hay forma humana de despistarse.

Puedes utilizar la opción «sesión» para relacionar varios documentos (los capítulos de una novela, por ejemplo), cosa útil porque el programa de momento no tiene marcadores, así que trabajar con un archivo de cientos de páginas e intentar encontrar algo puede ser complicado. Puedes guardar el documento como texto enriquecido y así poder usar negritas y cursivas. En el caso de trabajar sobre un texto normal el archivo de salida es un .txt, y en el caso de hacerlo enriquecido un .rtf, por lo que si quieres abrir tus archivos sin tener focuswriter instalado en el ordenador en el que estés no vas a encontrar ningún problema. Y si en un momento concreto quieres dejar de escribir con el programa y usar otro editor tampoco, no hay formatos raros propios del programa. No hay ninguna utilidad para añadir notas al documento, aunque siempre puedes hacerlas marcando el texto de la nota entre asteriscos, por ejemplo.

El .exe de windows no requiere instalación, sólo ejecutarlo, así que puedes llevarlo en un pincho y usarlo donde quiera que estés metido en un entorno windows (yo directamente lo he metido en dropbox por lo mismo). El .dmg de mac es estándar, y para instalarlo en ubuntu lo puedes hacer desde el centro de software sin ningún problema.

Para la raya, que suele ser el dolor de cabeza cuando no has dado aún muchas vueltas, en win alt+0151, en mac alt+mayus+- y en ubuntu, después de activar la tecla componer, será esa tecla + 3 pulsaciones en el guión. Mediante atajos de teclado siempre te lo puedes poner más cómodo todavía, o recurrir al buenazo del cortapega (ninguna de estas opciones son propias de Focuswriter, sino del SO que estés usando).

Focuswriter y dropbox

Aquí es donde el programa coge toda su potencia, siempre y cuando utilices varios ordenadores para escribir. Guardando los archivos de lo que estés escribiendo en una carpeta de dropbox, considerando que este programa también es multiplataforma, se te acabaron los problemas de no saber en qué edición del capítulo estás trabajando ya. Sin despeinarme demasiado y sin llevar un pincho siempre encima —que siempre pierdo, claro, o que llevo encima excepto en el justo momento en el que lo necesito— puedo trabajar en los mismos archivos de mi novela en cualquier parte, tanto en el sobremesa con ubuntu como en una cafetería con mac como en el curro con el soporífero wilson7 (esos ratos largos del tiempo de la comida…), sin perder nada y con mis documentos constantemente actualizados. Si no tengo conexión a internet en la cafetería, en cuanto llego a casa y enciendo el mac vuelvo a tener todo en su sitio.

Cómodo, muy cómodo y útil. Es una gran opción para despistados con trastornos de la atención.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.