autoreferencial (3) | entraron en mi cabeza (186) | libros (13) | me lo llevo puesto (7) | Renta básica (8) | series (3) | freakeando (54) | arduino (1) | bici (1) | esperanto (4) | eve online (3) | git (2) | GNU/linux (3) | markdown (7) | nexus7 (2) | python (2) | raspberry pi (3) | vim (1) | zatchtronics (3) | hago (592) | canciones (79) | cover (15) | el extremo inútil de la escoba (2) | guitarlele (10) | fotos (27) | nanowrimo (3) | novela (25) | criaturas del pantano (5) | el año que no follamos (12) | huim (4) | rehab (4) | poemas (306) | Anclajes (15) | B.A.R (7) | Canción de cuna para un borracho (38) | Cercos vacíos (37) | Cien puentes en la cabeza (7) | Conejo azul (6) | Contenido del juego (5) | De tiendas (3) | del pantano (3) | Epilogo (4) | Fuegos de artificio (5) | Imposible rescate (15) | Jugando a rojo (7) | Lo que sé de Marte (11) | Los cuentos (21) | Montaje del juego (5) | Orden de salida (1) | palitos (2) | Piernas abiertas (7) | Poemas medianos (12) | Privado de sueño (7) | Tanto para nada (17) | Todo a 100 (2) | Uno (4) | relatos (74) | anatemas (7) | vindicaciones (93) | perdiendo (1.375) |

atom

Todos parecen iguales, pero no lo son.

Atom es uno de los editores de texto más completos con los que te puedes topar, hagas lo que hagas. Paquetes de ampliación, temas, Open Source. Lo tengo siempre instalado y lo uso cuando edito html, en los cursos de python, cuando inspecciono css, y funciona tremendamente bien. No utilizo nada más que lo que viene en la instalación limpia, y aún así a veces tengo la sensación de que es demasiado grande, demasiado potente, demasiado todo por todas partes.

¿Te molesta tener que activar el panel de vista previa para revisar uno a uno cuándo has recordado insertar el doble espacio en un diálogo? Sin problema. Buscas en google y llegas aquí, por ejemplo, abres la hoja de estilos del editor (file/stylesheet), lo pegas y lo guardas y listo. Para otras cosas, como intentar crear nuevos atajos de teclado o instalar el módulo para tener un mapa del documento he tenido más problema, aunque realmente no le he dedicado demasiado tiempo. Tiene buena integración con Pandoc, no he conseguido desactivar la predicción de palabras —que es un rollo para escribir—, se puede usar un tema oscuro para no cansar la vista, y hay mucha gente colaborando por lo que hay multitud de soluciones para multitud de cosas.

Un día, aún así, toqué dos o tres opciones del menú y lo convertí en vacío.

Atom es el hobby a largo plazo, uno lo va abriendo para diferentes proyectos y utilidades, va aprendiendo cosas y se lo va poniendo a su gusto. El editor es simplemente un medio para escribir, y tiene que molestar y ocupar en tu cabeza lo menos posible. Ghostwriter es alucinante para sumergirse en escribir, pero para tratar varios documentos a la vez y hacerse una idea general de algo es bastante limitado. Markdown Edit tiene el problema del doble espacio. Cada uno tiene sus cositas.

Así que al final estoy viendo que es complicado no tener distintos editores de texto instalados. Uno para cuando voy a hacer una inmersión en un capítulo y prefiero no ver nada más, otro ligero para hacer líneas generales y resúmenes, y Atom como ese proyecto de futuro que, pese a serlo, siempre viene a sacarme las castañas del fuego cuando no encuentro lo que busco en lo que tengo. Hoy por hoy no me imagino tener un pc sin Atom, pero no lo uso para editar markdown excepto en ocasiones puntuales.

Iré hablando de CuteMarkED, Haroopad, Dillinger, por ejemplo, pero ya tengo la sensación de que no hay ninguno que incluya todo lo que busco, así que habrá que hacerse uno, y el camino más rapido es dominar la potencia salvaje de Atom. Domarlo. Pero vamos, con calma.

Web | Github

Actualización 26/11/2017:

El código para incluir en el stylesheet es

atom-text-editor.editor .syntax--gfm .syntax--linebreak:after {
  font-family: 'Octicons Regular';
  font-weight: normal;
  font-style: normal;
  display: inline-block;
  line-height: 1;
  -webkit-font-smoothing: antialiased;
  text-decoration: none;
  font-size: 1rem;
  width: 1rem;
  height: 1rem;
  content: "\21E9"; //cambiar aquí el icono
  color: @syntax-invisible-character-color;
}

Cambiando el código del icono por el que más te guste.

Y después de instalar document-outline (mapa de encabezados del documento), pandoc-convert (integración con pandoc), wordcount y Zen la verdad es que el resultado es más que correcto.

markdown edit

Lo que lo define: simple, sencillo, útil, centrado en el teclado.

Se puede utilizar tanto como un editor de doble cara, con la vista de código y la vista previa a la vez, o bien con una de ellas, cambiando con F12. Es software libre y se ha ganado un rincón en mi corazoncito y unos bits en mi disco duro. Es simple, sencillo, ligero.

Hay que instalar una fuente en windows 7 para que se vea correctamente la barra superior. Está centrado en su uso con el teclado, lo cual se nota. Pulsando F1 tendréis una chuleta con todos los comandos. El uso sin andar toqueteando el ratón puede ser muy intensivo, lo cual siempre es de agracecer (al menos yo lo agradezco).

+ Diccionario en español y corrector funcionando.
+ Tabla de contenidos (índice).
+ Snippets (fragmentos de código, lo explico más abajo).
+ Se puede alternar entre las vistas (código, previa).
+ Puedes regular el ancho de página en la vista sólo código (alt y + o -).
+ Multitud de comandos de teclado.
+ Software Libre (MIT License).
+ Sencillo, consume pocos recursos.
+ Archivos de configuración (tema, diccionario personal, configuración, html) en un archivo .txt
-/+ Sólo puede abrir un archivo por vez, pero con ctrol mayus N puedes abrirte una nueva instancia del programa, y también tienes la opción de mirar los archivos recientes.
- No veo modo de marcar los dos espacios del salto de linea. Tienes una opción para mostrar los espacios, pero los sustituye todos por puntos y es un poco mareante. Siempre se puede usar la vista previa para ver qué está separado y qué no. (Oks, utiliza Markdown Here, que no necesita el doble espacio para marcar un salto de línea, simplemente el enter, lo cual sigue siendo un pero porque el md resultante no puede ser editado por otros editores que no funcionan igual, aunque puedes seguir poniendo los dos espacios y listo, si te acuerdas siempre [actualización 23/11/2017: es un fastidio, sí que necesita el doble espacio]).

Fragmentos de código. Abriendo F6 puedes configurar tus reemplazos, por ejemplo -- por —. De ese modo cuando escribas -- y le des a tabulador tendrás listo el guión de diálogo. Abre un montón de posibilidades, la verdad.

Utiliza, cómo no, Pandoc para convertir archivos y Hunspell para el corrector.

Según voy viendo, lo que voy necesitando en general es:

  1. Pantalla negra para no torturarme la vista, con ancho regulable para que el párrafo no ocupe toda la pantalla (cumple).
  2. Open source (cumple).
  3. Que no utilice nada más que el archivo final .md (cumple).
  4. Índice del documento (cumple).
  5. Algún modo rápido de ver si el salto de linea markdown está hecho (no cumple, typora y writemonkey sí tienen opciones)
  6. Corrector (esto no es tan importante, pero cumple).

Pasará, al menos, a ser de apoyo sustituyendo a cutemarked y probablemente al principal ahora mismo, una joya llamada ghostwriter del que espero hablar alguna vez.

Web: Markdown Edit | en github

Typora

Lo que lo define: acceso sencillo a todo, flecha hacia abajo indicando el salto de línea.

Está muy bien hecho, temas personalizables.

+ Apariencia.
+ Árbol de archivos, pudiendo cambiar entre vista de nombre o de título del archivo con las primeras líneas.
+ Flecha a la derecha cuando haces un salto de línea sin espacio. Extremadamente útil para diálogos y poemas.
+ Vista de código.
- No es open source.
- No soporta diccionarios más que inglés americano. Esta en fase beta, así que todo esto cambiará.

Mi favorito. El modo de trabajo por directorio (abajo a la izquierda), por excerp, el árbol del documento… está muy cuidado. Tiene un montón de cosas que aún no funcionan del todo como deberían, es una beta, pero exceptuando lo de los diccionarios no hay nada evidente. Si no fuera porque no es software libre sería el elegido, sin dudarlo un minuto. Es gratuito pero pasará a ser de pago en cuanto termine.

Hasta ahora mismo, mientras escribo esto, me está dando pena no poder decir que es el que he elegido. Moverse por diferentes documentos, por el árbol de uno en concreto, pasar a vista de código, abrir un documento nuevo… todo se hace facilmente y en cuestión de segundos. Por lo que estoy viendo hay como dos escuelas en los editores markdown: la que divide la pantalla en dos con la vista código y la vista previa y las que lo hacen en una sola, con diferente grado de mezcla. A mí me están gustando mucho más las que utilizan una sola, y en ese caso Typora tiene todas las opciones para convertirse en el editor ideal. Veremos cuando salga de la beta cómo cuaja todo.

Web: Typora